6.3.07

santa fe

entre telas y canutillos
de los vestidos de fiesta
vamos saltando
de la mano
yo mi madre su hermana
plisé
bordado
de tul
con cola
de escote
nos sentamos en silloncitos
aplaudimos un modelo
o lo chiflamos
sin vergüenza
ayudamos a que se desvista
desatando una espalda importante
un ganchito invisible
algo que saldrá
todo un mes de trabajo
para cualquiera
de nosotras
es lindo ver
frente al espejo
una princesa espectacular
en colores
salir a la vereda
con ganas de probar perfumes
de frutas y vainilla
por los brazos
los antebrazos
la cara
y no decidirse por ninguno.

2 comentarios:

lorena dijo...

qué lindo poema!

"aplaudimos un modelo
o lo chiflamos
sin vergüenza
ayudamos a que se desvista"

jeje...buenísima la situación

linda kuntz dijo...

es una de las pocas veces que alguien dice algo bello sobre el mundo de los desfiles y la moda. bueno, de algún modo también está capote, que hacía desfilar a holly, pero qué diablos! muy bueno, nat.