29.1.07

¡viva el té!














El sabor del té (Cha No Aji, 2004), de Katsuhito ISHII

+

un poema de Carol Ann Duffy, traducido por Irene Ocampo



Me gusta servirte el té, levantar
la pesada tetera, e inclinarla
para que el líquido perfumado entre a raudales
en tu taza de porcelana.

O cuando no estás, o estás trabajando,
me gusta pensar en tus dos manos ahuecadas mientras sorbés,
sorbés, y la leve sonrisa a medias de tus labios.

Me gustan las preguntas ¿azúcar? – ¿leche?
y las respuestas que todavía no sé de memoria,
porque al ver en tus ojos tu alma, las olvido.

Jazmín, verde de Pólvora, Assam, Earl Grey, de Ceilán,
me gustan los nombres de los tés ¿Cuál té querés? Te pregunto,
pero para vos es cualquier té, por favor, a cualquier hora del día,

mientras las mujeres cosechan las dulces hojas
en las laderas del Monte Wu-Yi,
y yo soy tu amante, encaprichada, colando tu té.